¡Estamos de aniversario! (1ª Parte)

Blog > Actualidad > ¡Estamos de aniversario! (1ª Parte)

Otro año más que cumple Jungle Beat!

Sin duda ha sido uno de los mejores años, no hay más que ver la de cosas buenas que nos han pasado.

10 cosas que celebrar en este aniversario de Jungle Beat:

 

1- La escuela nueva!

Claramente ha sido lo que ha distinguido este año: Un precioso lugar (con cartel luminoso y todo) donde juntar a la gente más bailonga, entrenar hasta tener agujetas, ver clips viejunos, compartir libros y charlas y sobre todo hacer cosas tan chulas como la de los siguientes puntos:

2- Jungle Rumble


La idea loca de traer a Vitoria lo que tanto nos gustó en Herräng Dance Camp. Un espacio dedicado al conjunto de estilos que rodean al swing y enfocado sobre todo a la parte social más que al baile. Noches en las que la escuela se convierte en un speakeasy de música hot en plenos años de la prohibición, o en el garito de bebop más humeante y cool de la ciudad. En el último Jungle Rumble se pasó el tremendo DJ Risi a pinchar latineo swing de calidad.

3- Routines + Jungle VIPs

El resultado de juntar a empollones de la historia del swing con las ganas de bailar. Vimos las rutinas más importantes del Lindy Hop y las asociamos con las personas que las hicieron famosas, dotándolas de un contexto histórico y cultural.

4- The Off-Beat Roots

 

La banda de moda entre la gente bailonga. Pueden hacerte mover el trasero tanto en la plaza de un pueblo como llenando la sala Norma de Logroño. A menudo han sido la banda sonora de nuestras actuaciones, como es el caso del Miranda Wine Fest. Si tienes la oportunidad échales una oreja, que no defraudan.

5- Espectáculos en pueblos

Con el peacho de equipo que conforma Jungle Beat resulta fácil crear un show que poder compartir con otra gente. Tanto es así que «When the Beat Moves Us» se convirtió en nuestra creación favorita y a la que más cariño cogimos, ya que nos definía perfectamente como grupo. Lo que nos lleva al punto 6:

6- Actuación en Armentia

En pleno Araba Euskaraz nos subimos al escenario gordo,
hasta arriba de nervios y de ganas de darlo todo.

Una story de instagram vale más que mil palabras: